Social Icons

twitterfacebookrss feedemail

22 octubre, 2008

Trucos de marketing que deberías tener en cuenta cada vez que vayas de compras



El marketing es casi una ciencia exacta. Las empresas realizan muchos estudios para tratar de vender lo mejor posible sus productos. Gracias a estos estudios saben cómo distribuir los productos de un supermercado para que hagamos el máximo recorrido posible y compremos productos que no teníamos previsto comprar. Con estos estudios, por ejemplo, pueden inventar una mejor forma de doblar las servilletas para que sean lo más eficaces posible (reducir en un céntimo el coste de una servilleta en una empresa como Mcdonalds supondría ahorrar millones de euros al año).

Muchos de vosotros ya conoceréis los trucos, pero, por ejemplo, muchos no sabrán que en los supermercados colocan los chocolates y los productos que más tientan a los niños en las estanterías más bajas de las góndolas (los estantes de los supermercados). También suelen hacer cambios en la ubicación de los productos para que la gente no memorice donde están y se vean obligados a dar más vueltas y comprar más. Los productos de primera necesidad siempre están lo más lejos posible de la entrada. Por ejemplo, en todos los Carrefours veremos que las bebidas siempre están en la parte final de todo el recorrido. También las panaderías están situadas en los fondos. Tampoco encontrarás nunca un reloj en los supermercados, de este modo los clientes no pensarán el tiempo transcurrido y se entretendrán más.

En los restaurantes de comida rápida los asientos suelen ser incómodos para que la gente no se “apalanque” y se facilite la rotación de clientes. También ponen mesas muy juntas para aumentar esa sensación de incomodidad. Mejor no hablemos de los aditivos que ponen en la comida para que te produzca esa sensación de bienestar. En la película Super side me ya se habla mucho del tema. Pero es muy curioso saber que la zona recreativa de los McDonalds sirve para que los niños asocien desde pequeños la felicidad de un día divertido, en el que te dan un juguete y ven a un simpático payaso (que más bien es terrorífico), con el restaurante.

En los grandes almacenes colocaban las escaleras de subida junto con las de bajada. En los que están construidos más recientemente están más alejadas para que veas unas cuantas ofertas por el camino. En los servicios no suele haber aire acondicionado para que la gente no se entretenga allí dentro más de lo debido. Los carteles de Salida y las puertas casi nunca son visibles en nuestro recorrido (¿Quién no ha tardado un poco más de lo normal en encontrar la salida en un Corte Inglés que no conoce?). Huelga decir que escasean los asientos y los lugares de descanso, las únicas sillas que hay son las de la cafetería o restaurantes para que consumas. También, tras hacer un estudio y ver que la gente paseaba en zigzag por los pasillos, muchas tiendas optaron por poner puestos y estantes aislados para impedir los cruces y para que camines más. Y lo más sorprendente de todo, y aunque os parezca mentira, hay muchas empresas que contratan a modelos para que paseen por zonas de compras con bolsas de determinadas marcas.

Todas estas cosas son un poco escalofriantes. Controlan tanto a los consumidores que da un poco de miedo pensar hasta qué punto nos están manipulando sin que nos demos cuenta.

7 comentarios:

Myrna dijo...

aparte de los asientos incómodos y mesas una casi encima de otra.. el aire acondicionado lo ponen fuerte para que uno no se apalanque también.. El merchandising es importante en la publicidad..

NeNe_WeNo dijo...

Y la cosa no se queda ahí. Los estudios en esta rama van mucho más allá de esas descaradas evidencias. Hay estudios de consumo incluso a nivel cognitivo e inconsciente:

Por ejemplo, las puertas de los establecimientos. Es muy agradable que se abran a nuestro paso o que, sencillamente, no las haya. Detrás de esa aparente deferencia se esconde el ánimo de que al cliente no le intimide nada entrar y, sin embargo, le resulte difícil salir. ¿Y por qué no hay ventanas exteriores en las grandes superficies comerciales?

Malcolm Gladwell, periodista y escritor inglés, habla de un estudio que demuestra que hay una pauta característica en la conducta de las personas al entrar en un establecimiento por primera vez: Cuando entran, lentamente, reducen la velocidad de su caminar hasta casi detenerse. Al entrar en cualquier espacio, se produce un inevitable proceso de adaptación. Si los productos se encuentran justamente en la entrada, el cliente no los verá.

También defiende que hay estudios científicos que demuestran que la mayoría de consumidores, invariablemente, al entrar en una tienda, giran a la derecha. ¿Por qué? No se sabe.

Y por último, la anchura de los pasillos: Es muy importante que sean lo suficientemente amplios para que alguien pueda detenerse en un mostrador o estantería y observar o tocar los productos sin que nadie le roce al pasar. Si alguien está mirando algo y, de repente, le rozan, inconscientemente entiende que estorba y que ahí no debería estar, dejando el producto en su sitio y marchándose.

Así que, teniendo en cuenta todo esto, si alguna vez abrís un establecimiento comercial, no pongáis los productos demasiado cerca de la puerta, colocad las mejores ofertas a la derecha y procurad que los pasillos sean anchos.

Un saludo.

Dieguito Brigante dijo...

Ya ves, estando una vez con un par de amigos en un supermercado había una bella mujer promocionando una bebida (Tequila rosa). Esa noche acabamos cieguísimos de tequila rosa.

Saludos.

___________________ dijo...

Pues sí la verdad es que da un poco de miedo. El caso es que había varias de esas triquiñuelas qeu no conocía, pero aún con las que conoces al final caes. llevas razón es una ciencia exacta, depués de todo es priam-hermana de la psicología.


Un saludo,


pedro.

David C. dijo...

gracias por el artículo.

Bell George dijo...

Hay ciertas cosas que las sabía como por ej. de los chocolates pero el post está súperbueno e instructivo para los que no nos creemos el cuento.
Saludos !!

Veda dijo...

Comentario para "nene_weno":

Me parece muy bonito que parafrasees fragmentos enteros de libros, en este caso "El alma está en el cerebro", página 43.
Pero almenos haz una referencia al autor, no nos hagas creer que esas palabras han salido de tu boca, "nene".